Guerra de patentes

Leo, bastante sorprendido, que Alan Cox está intentando patentar los sistemas DRM. Mucha gente ha aplaudido al argucia: patenta el DRM y demanda a todo el que lo utilice, conseguirás acabar con él. Suena bien, ¿no?

Vaya por delante que IANAL (I am not a lawyer), pero creo que esa no es la guerra que nos interesa. Las peleas de patentes exigen muchísimos recursos: económicos, personales y de tiempo. No creo que Alan Cox esté mal pagado en Red Hat (con toda la publicidad gratuita que les hace, además :-D), pero supongo que ese dinero no le hará capaz de contratar a una horda de abogados de patentes para curtirse a palos legales con las mismas hordas de IBM, Apple, Sony, Microsoft y otros muchos que han implementado DRM en sus sistemas. Tampoco me gustaría que todo un hacker como Alan Cox desperdiciara su gran talento enzarzado en miles de pleitos, sería una gran pérdida para el núcleo Linux y para toda la comunidad del Software Libre en general.

Con un sistema de patentes que no fuera un chiringuito para hacer dinero, la propuesta de patente del DRM quedaría invalidada de raíz. Una patente tiene que cumplir algunos requisitos entre los que destacan ser algo implementable físicamente, constituir una mejora para algún campo aplicado y ser original. Con ser original no nos referimos a la originalidad del arte, sino más bien a que no sea una obviedad o que ya se esté utilizando (fijaos que curioso esto último con respecto a las patentes de software…). Ya hay muchos sistemas DRM funcionando, por lo que con un sistema de patentes en condiciones, la patente de Alan Cox no debería ser admitida a trámite.

No me gusta la propuesta de Cox por todo esto: la guerra de patentes es siempre costosísima si no eres un mastodonte o tienes contratados más abogados que programadores en tu empresa, no querría que se perdiera un hacker tan valioso en estas historias y no me parece bien aprovecharse de lo que tanto criticamos (un sistema de patentes totalmente vendido) para intentar un ataque que, como mucho, puede aportar una victoria pírrica, y deslegitimizar muchas otras luchas a favor de la libertad del software.

Si queréis entender un poco mejor las patentes, lo cuentan bastante bien desde la FFII, aunque se centran en patentes de software, claro (porque esa es su pelea :-D). También estuvimos hablando de las patentes de software en DebaTIC, un programa de la radio Euskadi Digital (</autobombo> O:-)).

tag Tags: , , ,

3 Comentarios en “Guerra de patentes”


  1. 1 JoNaN88 19 de enero de 2007 a las 15:42

    ¿Tan malo es?

    Yo tampoco soy abogado, pero solo abría que buscar unos cuantos abogados que estén comprometidos con la causa y poner algo de dinero de algún sitio (donación de la FSF por ejemplo). No veo porque se reduciría tanto el trabajo de Alan.

    De todas formas, tampoco se puede decir que esté a favor, cuando leí la noticia me hizo más gracia que otra cosa xD

  2. 2 Pablo Garaizar Sagarminaga 19 de enero de 2007 a las 15:58

    Unos cuantos abogados enrolladetes no podrían contra todas las plantillas de abogados que tienen todas las empresas que apuestan por el DRM y destinar dinero de la FSF (que tampoco es que sea la asociación con más dinero del mundo) a esto me parece un despilfarro.

    No sé, no me termina de convencer el uso de las patentes como arma arrojadiza :-/

  3. 3 Ramon Pamies 21 de febrero de 2007 a las 16:25

    Quisiera aportar mi opnion sobre el tema porque precisamente soy abogado especialista en patentes.

    – La iniciativa de Alax Cox está condenada al fracaso por una razon muy sencilla: el derecho de patente pertenece al inventor, y Alan Cox lo tendrá bastante crudo para demostrar que fue el inventor del DRM (suponiendo que el DRM como concepto pueda ser patentado, que tambien es muy discutible). Así pues, coincido con Pablo: no se puede utilizar las patentes como arma en la guerra contra el DRM

    – Por contra, hay que empezar a perder el miedo a esas terribles plantillas de abogados que se supone que tienen las grandes empresas. En un juicio, gana quien tiene razón y sabe demostrarlo, y no quien más paga a sus abogados. Y eso es, exactamente lo que está haciendo la Public Patent Foundation en Estados Unidos, por ejemplo: http://www.pubpat.org

    ¿como funciona esta idea? es muy simple:tienen una pequeña red de gente muy cualificada (normalmente profesores universitarios y algun abogado voluntario), y se dedican a atacar, una por una, las patentes que consideran abusivas. Con esta linea de trabajo, han logrado la denegación de varias patentes emblemáticas, sobre todo dentro del campo de las patentes de software.

    Lo lastimoso es que el trabajo de la PPF no tienen repercusión fuera de los USA, porque no existe un departamento internacional que pueda atacar las patentes europeas equivalentes. ¿Alguien se anima a montarlo?

Deja tu comentario...

Fatal error: Call to undefined function show_manual_subscription_form() in /var/www/blogs/SoftwareLibre/wp-content/themes/triplek2-091/comments.php on line 207