El Gobierno Vasco se plantea implantar OpenOffice.org

Núm. expediente: 09\10\05\03\0939
Título iniciativa: Sobre comenzar a usar OpenOffice en la función pública
Tipo iniciativa: Pregunta para su respuesta escrita
Proponentes: Erostarbe Tubilla, Oxel (GP Aralar)
Fecha de alta: 27.01.2010
Destinatario: Consejera de Justicia y Administración Pública


Respuesta a las preguntas formuladas por Oxel Erostarbe Tubilla, parlamentario del Grupo Aralar, a la Consejera de Justicia y Administración Pública, Dª Idoia Mendia Cueva, sobre comenzar a usar Open Office en la función pública

1.- ¿Tiene intenciones de implantar Open Office en las oficinas de Lakua y en las otras oficinas del Gobierno?

Si.

2.- Si es así ¿para cuando se prevé que todos los trabajadores de la función pública tengan la posibilidad de trabajar con esa aplicación?

Se prevé para el segundo semestre de 2010.

3.- Cuando se implante Open Office, ¿dejará el Gobierno de pagar las licencias de programa Word?

No, puesto que no es voluntad del gobierno en el corto plazo sustituir un paquete por otro, sino que ambos puedan convivir a voluntad y necesidad del usuario.

4.- ¿Qué inversión se prevé para ello?

Actualmente se está realizando un “Estudio de Adopción de una Suite Ofimática de Software Libre (Open Office) en el PC Corporativo” (cerca de 7.000 puestos cliente de Departamentos, Organismos Autónomos y Sociedades Públicas del Gobierno Vasco) cuyo coste adjudicado es de 35.125.60 € (sin IVA).

Durante el segundo semestre de 2010 está previsto realizar el despliegue de Open Office entre los puestos corporativos siguiendo las conclusiones y directrices obtenidas del estudio previo.


Bien por Idoia y por quienes trabajan con ella 😉

tag Tags: , , , , , , ,

10 Comentarios en “El Gobierno Vasco se plantea implantar OpenOffice.org”


  1. 1 Yuki 16 de febrero de 2010 a las 13:25

    Es un primer paso, todo hay que decirlo.

    Me parece normal que durante un tiempo tengan que estar las dos suites ofimáticas conviviendo, pero esperemos que no solo se quede en la instalación de openoffice, si no en un traslado de las plantillas y documentos del privativo al libre, para así obligar en los nuevos documentos a usar el nuevo openoffice.

    Habrá que ver en qué queda.

  2. 2 tolon 16 de febrero de 2010 a las 13:58

    Aupa Txipi !!

    Si y no. Que duda cabe de que la noticia es buena, pero a la decisión de dejar al libre albedrío de cada usuario el si adopta una u otra solución, le veo muchos problemas.

    Te pongo aquí el comentario que he dejado en el blog de Juanan: http://diariolinux.com/2010/01/31/¿comenzara-el-gobierno-vasco-a-usar-openoffice-org/#comment-6507

    De todas formas, la decisión de dejar en manos de cada usuario la opción de migrar o no migrar me parece errónea. Una decisión de ese tipo implica más que el hecho de generar un documento con Word o con Writer, y el tener distintas soluciones en un mismo entorno de trabajo colaborativo (que no aislado) puede llevar a problemas.

    Ejemplo: En un mismo dpto. del G.V. un trabajador decide trabajar con Writer y otro con Word. En writer los documentos se generan en odt, y en word en docx. El que utiliza Word no va a leer los documentos odt y van a empezar los problemas. Tendrán que decidir que ambos guardan en .doc para poder trabajar, pero para entonces se habrán llevado bastantes mosqueos, y “se verá” como culpalble a OpenOffice.

    En mi humilde opinión, desde el GV tendrían que hacer el análisis de si OpenOffice.org es una alternativa real o no (yo no tengo dudas de que SI lo es), y en base a eso mojarse y tomar la decisión de que en un plazo X se hace la migración.

    Como trabajo previo, alguien experto en OpenOffice debería analizar las plantillas que se utilizan y migrarlas convenientemente, para facilitar la migración a los usuarios.

    En resumen: si se hace se hace, pero no es real ni productivo tener trabajando juntos a unos con MS Office y otros con OpenOffice.

  3. 3 Mikel Iridoi "himikel" 16 de febrero de 2010 a las 16:02

    Me alegro 🙂 aunque dar la noticia es más fácil que implantarlo, veremos si relamente hay voluntad y se lleva la propuesta a buen puerto.

    Entrando en la discusión… ;), una vez que se implanten las dos soluciones, creo que el gobierno, en un futuro cercano va a tener muy difícil justificar el gasto de licencias privativas del MSOffice frente a la alternativa OpenOffice sin coste de licencias.

    Yo, después de haber utilizado ambos durante muchos años, tanto como usuario como desarrollador, sin lugar a dudas apuesto por el OpenOffice, que es software libre. Los que más experiencia tenemos debemos de enseñarle las ventajas a los usuarios noveles, incluida la cultura del software libre, ese es a mi parecer el camino más constructivo ;))

  4. 4 Juanan 17 de febrero de 2010 a las 12:43

    Aupa,

    por no repetirme, os apunto el enlace a mi opinión

    http://diariolinux.com/2010/02/17/el-vaso-medio-vacio/

    que en general, coincide con la de tolon.

    Resumiendo: no creo que se una buena estrategia (ni justa) implantar las dos suites ofimáticas y dejar que sea el usuario quien decida. ¿Por qué? Obviamente porque el usuario parte de una base de experiencia en MS Office, y el mero hecho de tener una alternativa instalada no es una razón de peso para dar el salto. Por muy buena que sea la alternativa.

  5. 5 asier 18 de febrero de 2010 a las 9:27

    “no creo que se una buena estrategia (ni justa) implantar las dos suites ofimáticas y dejar que sea el usuario quien decida”

    Disiento. No se trata de implantar software libre, si no el mejor software, sea libre o propietario. Hay que convencer con un software mejor (independiente de la plataforma, que evoluciona constantemente, usable, etc.), no obligar al usuario por caprichos de geeks.

  6. 6 tolon 18 de febrero de 2010 a las 9:45

    Aupa @asier

    Entiendo que la decisión de implantar OpenOffice no es un capricho de geeks. No voy a extenderme en este argumento, pero hay mucho escrito sobre el uso de estándares abiertos que está llevando a muchas administraciones europeas a adoptar OpenOffice por su formato abierto ante el formato cerrado y propietaro de MS Office. Ni que decir del ahorro de costes por parte del dinero público …

    Dejando a una lado las razones por las que se decide hacer el cambio, y entrando en la metodología de ese cambio, cuando el usuario se encuentra cómodo en una plataforma (sea cual sea, libre o propietaria), si se quiere de verdad impulsar el cambio a otra plataforma (lo dicho, sea cual sea), hay que planificarlo en serio, sino el usuario por propia inercia se queda con lo que conoce (sea la mejor, o la peor)

  7. 7 Pablo Garaizar Sagarminaga 18 de febrero de 2010 a las 11:36

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Es una pena que el debate esté desperdigado entre los dos posts de DiarioLinux (http://diariolinux.com/2010/02/17/el-vaso-medio-vacio/) y este otro post; pero bueno, creo que muchos de los que leen este blog leen DiarioLinux 😉

    Mi opinión sobre esta iniciativa:

    1) Es un gran paso que no se queda en el informe, sino que pasa a los hechos (implantación de OOo).

    2) El cementerio está lleno de valientes. No me gustaría que un salto a la piscina a ver si hay agua termine con un descalabro mayúsculo y con una X roja bien gorda en el apartado “Migración a OpenOffice”. Hay que conocer la realidad ofimática actual en el Gobierno Vasco y proponer algo MUY gradual.

    3) Nadie ha hablado de un tema fundamental: que los funcionarios del Gobierno Vasco tengan instalado OpenOffice.org en sus ordenadores permite AL CIUDADANO enviar OpenDocuments sin excusitas de que no es “software estándar” ni historias para no dormir.

    4) Un funcionario contento es un funcionario que no dinamita procesos que arrancan con más debilidades que fortalezas. Sé que están para hacer lo que se les pida, pero el componente emocional también es importante.

    5) Tiene que haber “sí-o-sí” una fase más o menos larga de transición, que puede empezar con implantar OOo y que sea el trabajador quien decida, para pasar a definir como estandar recomendable OpenDocument pero seguir soportando MS Office y terminando por la obligatoriedad de usar OpenDocument salvo en los casos que sea estrictamente necesario usar otra cosa.

    En cuanto a lo que dice @asier: ¿cuál es el “mejor software”? Si seguimos ese criterio, ¿cuál es el “mejor coche” para definir como estándar de coche oficial? ¿Un Hummer? ¿Una limusina? ¿Cuál es el “mejor autobús” para el transporte público? ¿El que tiene el Real Madrid para sus desplazamientos? Lo bueno de esta crisis económica y ecológica es que nos estamos dando cuenta de que “lo mejor” no siempre es lo más rápido, más potente o más caro. Ya lo dijo Darwin: “no sobreviven los más aptos, sino los que mejor se adaptan a los cambios del medio”, ¿Cuánto puede adaptarse MS Office?

  8. 8 Kristian 18 de febrero de 2010 a las 14:51

    La verdad que me parece una noticia buena, pero no tanto. Me explico. No me saca de la duda perpetua que mantengo de si los pasos que se están haciendo en pro del software libre son o no más “políticos” que por convencimiento.

    Si el cambio es político o de imagen, lo que se pretende es mantener contentos a otros sectores que antes no lo estaban, pero sin romper los lobbies o resistencias existentes.

    Dejar la decisión en manos del usuario es como lavarse las manos ante un problema que nos afecta a todos, un “si no se utiliza es porque el usuario no quiere”, cuando es en realidad la administración quien debiera de impulsar los estándares abiertos tal y como están haciendo otras administraciones en los países europeos más avanzados.

    De todas formas puede ser un primer paso. Ahora nos queda a nosotros como ciudadanos el deber exigir que se cumplan nuestros derechos de poder usar estándares abiertos.

    ¿Los ejerceremos?

  9. 9 asier 18 de febrero de 2010 a las 17:09

    Que conste que estamos en el mismo barco: utilizo y desarrollo en plataformas Open Source. Pero no se me caen los anillos por comprar soft privativo si realmente aporta valor añadido.

    El mejor software es el que se adapta a las necesidades del usuario. Y si hacemos un ejercicio de sinceridad vemos que no siempre la mejor opción es el sofware libre. De hecho, Google Docs o la versión cloud de MS Office se adaptan muy bien a los cambios del medio.

    Dicho esto, si dependiera de mi, por supuesto que implantaría Open Office en el sector público. No tiene sentido gastar dinero en software NO diferenciador como un editor de texto o una hoja excell.

    venga, un abrazo y hasta otra

  1. 1 Software libre para la aa.pp : El juego de las 7 diferencias | NetoRatón 3.0 Pingback el día 17 de febrero de 2010 a las 10:01

Deja tu comentario...

Fatal error: Call to undefined function show_manual_subscription_form() in /var/www/blogs/SoftwareLibre/wp-content/themes/triplek2-091/comments.php on line 207